Los Pitufos llegan a la pantalla grande en la comedia familiar híbrida de acción en vivo y animación, Los Pitufos, de Columbia Pictures y Sony Pictures Animation.

 

El malvado hechicero  persigue a los Pitufos fuera de su aldea a través de un portal mágico y llegan a nuestro mundo, aterrizando en medio de Central Park de Nueva York.  Con su estatura de tres manzanas e inmersos en la Gran Manzana, los Pitufos deben encontrar la forma de regresar a su aldea antes de que Gárgamel los encuentre.

Columbia Pictures y Sony Pictures Animation presentan una producción de Kerner Entertainment Company, Los Pitufos.  La película es protagonizada por Neil Patrick Harris, Jayma Mays, Sofía Vergara y Hank Azaria como .  Dirigida por Raja Gosnell.  Producida por Jordan Kerner.  Guión por J. David Stem y David N. Weiss, así como por Jay Scherick y David Ronn.  Historia por J. David Stem y David N. Weiss.  Basada en los personajes y obras de Peyo. Los productores ejecutivos son Ezra Swerdlow, Ben Haber y Paul Neesan. 

El director de fotografía es Phil Méheux, BSC.  El diseñador de producción es Bill Boes.  La editora es Sabrina Plisco, A.C.E.  Los efectos visuales especiales son de Sony Pictures Imageworks Inc.  El supervisor de efectos visuales es Richard R. Hoover.  La diseñadora de vestuario es Rita Ryack.  La música es de Heitor Pereira.

ACERCA DE LA PELÍCULA

En 1958, un artista belga llamado Pierre “Peyo” Culliford creó los Pitufos para una historieta.  Los “Schtroumpfs”, como se llamaron, ganaron popularidad en seguida y el editor recibió una ola de cartas pidiendo más; durante los siguientes cincuenta años los Pitufos se convirtieron en un gran fenómeno que ha generado historietas, libros, series de televisión, películas, videojuegos, programas en vivo y figuritas (más de 300 millones vendidas).

El atractivo de los personajes a través de varias generaciones ha aumentado en la actualidad pues los niños que crecieron con los Pitufos, viendo las caricaturas del sábado en la mañana, ahora son a su vez padres y presentan a los Pitufos a sus hijos por primera vez.

De acuerdo con el productor Jordan Kerner, es fácil entender porqué los Pitufos han entretenido a la gente de todo el mundo durante generaciones.  No sólo son adorables, también representan lo mejor de la humanidad.

 “Los Pitufos son una analogía para una nación”, afirma Kerner.  “Enfatizan los valores familiares y la importancia de cooperar.  Más importante aún, siempre ven lo mejor de la gente primero.  Los Pitufos realmente se cuidan y se preocupan unos por otros”.

Ahora los Pitufos hacen su primer viaje fuera de su aldea y aterrizan en la gran pantalla en Los Pitufos, de Columbia Pictures y Sony Pictures Animation.  “Es una película donde los Pitufos están fuera de su ambiente”, dice Raja Gosnell, su director.  “Tomamos el código de vida Pitufo y lo interpretamos en la actualidad en la Ciudad de Nueva York”.

La búsqueda de Kerner para hacer una cinta con los Pitufos comenzó hace tiempo, cuando desayunó en 1980 con el legendario ejecutivo de la NBC, Brandon Tartikoff.  Tartikoff sugirió a Kerner que leyera una serie de libros de Los Pitufos que pensaba desarrollar en un programa.  Kerner se sintió cautivado de inmediato.  Por supuesto, Tartikoff llevó a “Los Pitufos” a la transmisión televisiva de los sábados en la mañana con la serie de Hanna-Barbera que proyectó 256 episodios durante ocho años. 

En 1997 Kerner envió la primera de varias cartas a Lafig, el agente con licencia para la marca de Los Pitufos, expresando su interés en hacer una película.  Y en 2002, después de conocer la exitosa y conmovedora adaptación de Kerner sobre la novela clásica de E.B. White, Charlotte’s Web, los herederos de Peyo supieron que los Pitufos estarían en buenas manos.

Véronique Culliford, hija de Peyo, afirma que su padre imbuyó a su creación un atractivo universal. “Los Pitufos son muy similares, pero cada Pitufo es único”, comenta.  “Todos nos podemos reconocer en uno de los Pitufos.  Hay un Pitufo para cada personalidad.  Son amables, muy sociables.  Tienen las cualidades que la gente desearía tener”.

Como resalta Culliford, algunas cosas cambian en la vida, pero los Pitufos perduran como un punto de referencia constante. “Las historias siguen siendo populares a través de las generaciones porque las personas siguen siendo personas.  Persistimos como somos y los Pitufos reflejan nuestras vidas.  Nos adaptamos al paso de los años, a distintas tecnologías, pero quiénes somos permanece sin cambios”.

Culliford y su familia querían realizar una cinta de los Pitufos hace años.  Cuando les pareció evidente que Kerner compartía su visión y entusiasmo, Culliford consideró esto como “mágico.  Jordan fue la primera persona que conocimos que deseaba hacer la misma película de Pitufos que nosotros”, afirma ella.

Un sueño

Con esto se hizo realidad un sueño largamente acariciado por Culliford, que creció con la creación de su padre.  “Los Pitufos llegaron en 1958, el año en que nací”, comenta, “han sido parte de mi vida desde el inicio.  Siempre he vivido con Los Pitufos.  Mi padre trabajaba en casa, así que cuando regresábamos de la escuela encontrábamos Pitufos por todos lados y hablábamos lenguaje Pitufo.  Para mí es natural tener Pitufos cerca”.

Kerner sintió que esta película era la forma perfecta para el siguiente capítulo en la historia de los Pitufos, totalmente filmada en la Ciudad de Nueva York en locaciones icónicas, como Central Park y el Castillo Belvedere, así como la juguetería FAO Schwarz, el Russian Tea Room, Rockefeller Center y Prospect Park de Brooklyn.

Kerner afirma que la pericia y el gentil toque del director Raja Gosnell, sumados a su experiencia práctica para conjuntar acción en vivo y personajes animados por computadora en cintas como Scooby-Doo y Beverly Hills Chihuahua, lo convirtieron en la elección perfecta para dirigir la película.  “Debo decir que Raja es una de las personas más inteligentes, intuitivas, amables y maravillosas con las que se puede trabajar”, afirma.  “Cada día fue mágico.  Queríamos hacer una cinta de la cual nos pudiéramos sentir orgullosos y hacer realidad la visión que él tenía sobre estos personajes”.

La familia deseaba preservar el legado de los Pitufos de la forma más genuina posible, igual que Kerner.  “Lo más importante”, añade Culliford, “es que los Pitufos se conserven como Pitufos.  Ellos salen de su aldea por primera vez, esto es emocionante”.

En la mitología de los Pitufos hay muchas preguntas sin respuesta y Kerner considera que se pueden contestar en el marco de una franquicia.  ¿Quiénes son realmente los Pitufos?;  ¿De dónde vienen?;  ¿Cómo llegó ahí  y por qué tiene un carácter tan amargado?;  ¿Por qué creó a Pitufina?

La introducción de nuevos Pitufos es una tradición.  Los realizadores cinematográficos tuvieron oportunidad de imaginar tres nuevos Pitufos para la película, Miedoso, Loco y Valiente, este último tiene un rol protagónico.