Una divertida comedia romántica con corazón y pasión, “Amor a Distancia” cuenta la historia de lo que puede ocurrir cuando un romance de una noche, producto del exceso de cerveza y alitas picantes de pollo se convierte accidentalmente en algo más.

Cuando Erin y Garrett empiezan a salir, sus intenciones son pasar unas semanas divertidas antes que ella vuelva a la escuela de posgrado en San Francisco y él se quede en Nueva York. Pero cuando Erin está a punto de abordar un avión de regreso a casa, ambos se dan cuenta de que sienten algo más profundo el uno por el otro y no quieren que se acabe eso que tienen. Es así que intentan una «relación de larga distancia».

La película está protagonizada por Drew Barrymore y Justin Long como la pareja de ambos extremos del país cuyas llamadas sensuales se desarrollan por teléfono.  Barrymore revela: “Me gustó esta historia porque tenía mucho humor y era sexy, pero también era sorprendentemente sentimental.  No podía dejar de pensar en estos personajes y realmente me importaba por qué o cómo iban o no iban a resolver sus problemas.  Cualquier historia que lidie con las complejidades de una relación de una manera muy graciosa y contemporánea, me intereso muchísimo”.

“Había estado leyendo muchas comedias románticas”, recuerda Long, “y está realmente me llamó la atención porque era mucho más cruda y realista, además de ser muy graciosa. No se guardaba nada”.
 “Al venir de los documentales, donde retrato la vida real, quería dirigir una película que se sintiera tan real como fuera posible, en donde la gente dice malas palabras y dice lo que piensa”, dice la directora Nanette Burstein.  “Era una historia muy fresca y la premisa era muy natural. Realmente respondí al material y sentí que mucha gente se identificaría con él”.

El productor Adam Shankman está de acuerdo. “Es una mirada bastante honesta sobre los peligros de las relaciones a larga distancia, que pueden ser muy difíciles sin importar cuánto se adoren las personas involucradas”.

A Shankman y a Jennifer Gibgot, su socia en la producción, también les pareció estimulante la naturaleza realista y madura de la comedia. “Fue muy emocionante para Jennifer y para mí porque no nos habíamos aventurado en ese territorio y la verdad es que mi sentido del humor siempre está cerca de lo subversivo”, dice Shankman.

“Hay una enorme libertad cuando estás filmando una escena, ya sea de amor, de pelea, de lo que sea, si es que los personajes pueden hablar tal como habla la gente”, declara Gibgot.
El guión fue escrito por el debutante Geoff LaTulippe, quien no tuvo que buscar la inspiración muy lejos.  “La historia en realidad se me ocurrió (y esto quizá resulto escandaloso para mucha gente) a partir de una noche de bebida”, dice muy seriamente. Él y el productor ejecutivo Dave Neustadter estaban proponiendo ideas cuando Neustadter mencionó que acababa de terminar una relación a larga distancia. “Dave tenía un montón de historias sobre lo que había vivido y ninguno de los dos recordaba haber visto algo así en una película, definitivamente no en una comedia. Nos pareció que en esa historia había muchas oportunidades cómicas y que también se podía incluir momentos emotivos, pero con un toque arriesgado. La vida real tiene sus riesgos”.

El guionista no tuvo problemas en ir un poco más allá al escribir las escenas y los diálogos. Además de su romance, Garrett tiene una relación cercana con las otras personas importantes de su vida, sus mejores amigos Box y Dan, interpretados por las ascendentes estrellas de la comedia Jason Sudeikis y Charlie Day. LaTulippe pone a estos personajes en algunas situaciones inesperadas, aunque totalmente realistas. “La década del ’50 ya pasó, no tememos ver las rodillas de las mujeres y oír malas palabras, por lo que todo aquello que fuera divertido era aceptable en el guión”, dice Day con una sonrisa.
“¿Había un guión?  Yo no leí ningún guión”, bromea Sudeikis.

“El mundo está lleno de personas con una mirada burlona y Geoff definitivamente pertenece a ese grupo”, dice Shankman.  “La historia no era demasiado seria, porque tiene personajes que tienen esa actitud irónica, que saben que viven en el mundo real y hacen lo que hace la gente real para tratar de mantenerse unida aunque no sean las mejores circunstancias. Eso incluye mantener su sentido del humor”.

El productor Garrett Grant sostiene: “Con la situación económica actual que hace todo aún más difícil para la gente joven que no está establecida en su carrera, es difícil hacer que las cosas funcionen cuando no tienes tantas opciones. No tener el lujo de trabajar donde quieras o el dinero para viajar con frecuencia vuelve todo más difícil, por lo que este tema resulta familiar”.

MUY LEJOS
 “Amor a Distancia” se filmó totalmente en locación en Nueva York y sus alrededores, con una segunda unidad filmando los exteriores necesarios en San Francisco después de que concluyó el rodaje principal.
 “Como es una película sobre una relación a larga distancia, las ciudades en las que viven los personajes deben convertirse en puntos de apoyo para ellos”, dice Shankman. “Siempre me encantó el toque romántico que tienen tanto Nueva York como San Francisco. Te puedes sentir solo y al mismo tiempo ser parte de una comunidad porque estás rodeado de vida dondequiera que vayas”.

Para captar la sensación adecuada, Burstein colaboró con el director de fotografía Eric Steelberg, el director de arte Kevin Kavanaugh y la diseñadora de vestuario Catherine Marie Thomas.
Entre los exteriores de Nueva York que se usaron en la película hubo diferentes áreas del Central Park. Se filmaron escenas claves en el famoso Sheep’s Meadow, el Literary Walk en el extremo sur de The Mall y el lago junto al Boathouse, donde Barrymore, Long, Sudeikis y Day se subieron a uno de los codiciados botes de remos.

Aprovechando su experiencia con los documentales, la directora Burstein utilizó una unidad muy pequeña para filmar en el estilo del cine de guerrilla varias escenas entre Erin y Garrett. “Queríamos mostrar cómo se iban enamorando a lo largo de varias citas, así que salimos a filmar sin guión y en alta definición, por Coney Island y el Barrio Chino”, narra la directora. El equipo y los actores pudieron pasar inadvertidos durante un rato, antes de que la gente advirtiera su presencia y reconociera a Barrymore y a Long.

El rodaje también tuvo lugar en The Half King, un bar y restaurante del centro del cual Burstein es copropietaria, que se utilizó como el lugar donde Erin trabaja como camarera y que se convirtió en el lugar favorito del reparto y el equipo durante la filmación. También filmaron en por lo menos 11 bares y/o restaurantes diferentes, desde el Upper West Side hasta el Lower East Side y en Brooklyn. 
Varias escenas de interiores también se filmaron en Hellgate Studios en Queens, donde Kavanaugh y su equipo crearon varios sets: el apartamento de Garrett y Dan, incluyendo el cuarto de Garrett, cuya decoración inspira a Dan para convertirse por primera vez en el DJ del encuentro romántico entre Garrett y Erin; el salón de bronceado donde Garrett trata de darle color a su piel pálida de la costa este; y el cuarto de Erin en la casa de su hermana en San Francisco. El resto de la residencia de San Francisco fue filmada en locación en Riverdale, Nueva York y una casa real representó el resto de la casa de Corinne y Phil en los suburbios de San Francisco.

También estuvieron en lugares tan notables como el aeropuerto JFK, que también hizo las veces del aeropuerto de Oakland; Chelsea Piers, donde los jugadores de golf practican su swing y el Instituto Pratt, que hizo las veces de la Universidad de Stanford. También se utilizaron dos periódicos en el rodaje. Las oficinas del New York Daily News pasaron por las del San Francisco Chronicle e incluso el editor participó como extra en una escena. Las oficinas de la Associated Press pasaron por las oficinas del ficticio New York Sentinel donde Erin trabaja como practicante. Esta fue la primera vez que un rodaje tuvo lugar en las históricas oficinas del servicio de cable, que siguieron funcionando durante la filmación. De hecho, en varias escenas puede verse como trasfondo a algunos integrantes del plantel de AP trabajando duramente.

“Tuvimos la suerte de filmar en Nueva York durante el verano”, dice Grant.  “El clima estaba absolutamente hermoso y la ciudad es muy visual y tiene mucha personalidad. No tuvimos que hacer mucho para que se viera muy bien; estaba ahí para lo que quisiéramos”. El elenco y el equipo técnico compartieron mucho tiempo libre, disfrutando de la célebre buena comida en las diferentes locaciones en las que trabajaron. “Llegamos al punto en que todo el mundo decía: ‘bueno, basta de comida, tenemos que parar de comer’”, dice riendo. “Nos divertimos mucho”.

LOS VISITANTES
 La música tiene un papel muy importante en “Amor a Distancia” por lo que los realizadores se sintieron muy afortunados al encontrar a The Boxer Rebellion, que aparece en la historia como una banda sin representación ni reconocimiento que Erin y Garrett van a ver cuando él la está visitando en San Francisco. El guitarrista Todd Howe, el bajista Adam Harrison, el baterista Piers Hewitt y el vocalista Nathan Nicholson conforman la banda local británica que, al igual que en la película, en la vida real no tiene ningún contrato con una disquera. Llegaron a la película a través de un ejecutivo de New Line que los vio cantar en Los Ángeles.  Aunque originariamente habían pensado en contratar a actores para que interpretaran a una banda ficticia y tocar con una pista, los realizadores se entusiasmaron mucho con el descubrimiento. La banda tocó en vivo durante la filmación, dándoles a las escenas un toque realista y a los actores un auténtico ambiente de concierto.

“Estoy feliz de tener a The Boxer Rebellion en la película”, dice Burstein.  “Tienen una voz muy nueva y su sonido es muy cinematográfico. Cuando los oí, enseguida me pude imaginar las escenas en las que sonarían sus canciones”.

Aunque la banda está acostumbrada a escribir música para cantar en el escenario, el proceso de escribir canciones para una película les pareció un poco diferente. “Hay muchas pautas”, declara Nicholson.  “Por ejemplo, tuvimos que escribir una introducción más larga de lo normal para la canción que tocamos durante el concierto en la película, para que los actores pudieran hablar mientras se escucha”.

Sin embargo, los integrantes de la banda vieron que estaban a la altura del desafío. Hewitt dice: “Normalmente, cuando escribimos, nunca trabajamos con un guión que nos indica cual debe ser el tema o el tono, ni a nadie diciéndonos ‘hagan un poco más de esto o menos de aquello’, por lo que es una manera diferente de escribir. Pero fue un cambio interesante”.

Además de escribir las canciones y ver la filmación, también disfrutaron de estar frente a la cámara. “Jamás me imaginé que tendríamos la oportunidad de estar en una película, pero esto fue absolutamente increíble”, dice Howe. “Fue una experiencia estupenda y una gran promoción para nosotros”, añade Nicholson. “Así es, hasta ahora nuestras caras solo se habían usado para la radio”, bromea Harrison.

AMOR ETERNO
  Como muchas parejas reales que tienen que separarse, los personajes en “Amor a Distancia” tratan de mantener el humor y la emoción que fluye libremente cuando están juntos. “Aunque Erin y Garrett están separados por miles de kilómetros, queríamos asegurarnos de no separar el corazón y el humor”, declara Drew Barrymore.  “Tratamos de llevar las dos cosas a todas partes, en todo”.

Justin Long está de acuerdo, añadiendo que “parte del atractivo para mí y espero que para el público, es que la película todo fluye libremente, al igual que en las relaciones, al igual que en la vida”.
 Según el productor Adam Shankman: “Creo que el público se verá realmente a sí mismo o a sus amigos, novios o novias en estos personajes. Es sentimental y honesta y, si me lo preguntan, muy divertida”.

La directora Nanette Burstein dice, “Me parece una comedia tan divertida como honesta sobre las tribulaciones de una relación a larga distancia y sobre como tratar de equilibrar tu vida, incluyendo tu carrera profesional y tu vida amorosa, cuando tienes 30 años y sientes que ya lo deberías haber resuelto. Es la lucha entre la carrera profesional y el amor y es una mirada muy divertida sobre cuál de los dos resulta vencedor”.