Bogotá. Una fuga del riesgo ha provocado bruscas caídas en muchas divisas de los Mercados de Rápido Crecimiento (RGM), grandes subidas de las rentabilidades de bonos y una baja rentabilidad de las acciones.

El Pronóstico de RGM, desarrollado por EY, prevé que el crecimiento del año será del 4,7%, considerablemente menor con respecto al 5,7 % estimado en el pronóstico de julio de 2013. Según el líder global en servicios financieros, este cambio se debe a las revisiones a la baja de Latinoamérica y Asia.

 

Rain Newton-Smith, Asesora Económica Senior del Pronóstico para RGM de EY, afirma que: “nuestro Pronóstico para los Mercados de Rápido Crecimiento ha tendido considerablemente a la baja desde julio. A pesar del constante crecimiento a lo largo de los últimos años, los RGM se vieron muy afectados por las presiones externas que incluían la perspectiva de disminución de la flexibilización cuantitativa en EE.UU. y la agitación de los mercados financieros. El crecimiento también se verá reducido debido a una demanda nacional más débil y a preocupaciones con respecto a las debilidades estructurales”.

Para Rajiv Memani, Presidente del Comité de mercados emergentes de EY, “los gobiernos de los mercados emergentes deben realizar reformas estructurales y reducir las restricciones normativas para restablecer la confianza de los inversores. Ahora existe una oportunidad para progresar, ya que EE.UU. ha retrasado recientemente su programa de flexibilización cuantitativa al próximo año. De igual forma, también existe una mayor tendencia al alza de los mercados desarrollados, lo que se traduce en flujos de capital en los mercados de rápido crecimiento. Para ellos es fundamental aprovechar por completo la depreciación de sus divisas en beneficio de los sectores orientados a la exportación y ser más competitivos con los cambios requeridos en sus políticas”.

Colombia y su perspectiva de crecimiento

Según EY y su ranking, en la región el PIB de Colombia tendrá un crecimiento del 4%, siendo superada únicamente por Chile, que proyecta un 4.3% de crecimiento. El escalafón global es liderado por China, que crecerá 7% en su Producto Interno Bruto; a nivel mundial, Colombia se ubica en el puesto 13 de naciones con mayor proyección de crecimiento entre los países emergentes

Caídas de divisas, más desafíos de los RGM

India, Indonesia, Turquía y Brasil están luchando con la brusca depreciación de sus divisas, además de tener que endurecer su política monetaria a pesar del débil crecimiento como resultado de las presiones externas. Estos países, así como Argentina y Egipto, muestran elementos de vulnerabilidad con respecto a la divisa y otras crisis financieras según el mapa térmico del RGMF de vulnerabilidad para Mercados de Rápido Crecimiento, que clasifica a cada país según siete indicadores de riesgo.

Rain comenta que “los retos comunes que acechan a estos países son déficits en las cuentas actuales, niveles de deuda pública e inflación relativamente altos. Se necesitarán reformas económicas para garantizar que el crecimiento sostenible progrese”.

Por otro lado, los países de Oriente Medio, como Arabia Saudí, Catar y Emiratos Árabes, se encuentran más sólidos, ya que cuentan con bajos niveles de deuda pública y externa. El mapa térmico del RGMF también sugiere que es posible que las grandes caídas de la divisa de Colombia no se justifiquen por fundamentales típicas de la economía. Tiene una baja tasa de inflación y niveles relativamente moderados de deuda pública y externa, una economía estable y en crecimiento. “La devaluación que se dio en el último trimestre del 2013 y el primero del 2014 busca en cierta forma generar una economía más competitiva. Brasil tuvo una fuerte devaluación en el segundo semestre del 2013 arrastrando en cierta forma a los países de la región para ponerse al mismo nivel”, afirma Patricio Uberti, Gerente Senior de Asesoría en Transacciones de EY Colombia.

Alta tasa de inflación y peso de los préstamos en las inversiones y el consumo

Mientras los mercados de valores y divisas de algunos RGM han empezado a recuperarse, el impacto de las caídas en muchos de los mercados financieros se notará durante algún tiempo. La caída de las divisas y el aumento de las primas de riesgo de las economías de rápido crecimiento se han añadido a los retos de los RGM, especialmente a medida que las divisas más débiles se suman a las presiones inflacionarias. La mayor inflación es un problema especial para Argentina y Ghana, donde el pronóstico predice una inflación del IPC superior al 10 % para todo el año.

Los aumentos de las rentabilidades de bonos y las tasas de interés han llevado a costos de préstamo mayores (en divisas nacionales y extranjeras) para los gobiernos, empresas y familias de los RGM.
Rain afirma que: “el mayor costo de préstamo se traducirá en una menor inversión. El consumo se verá afectado por las caídas de la riqueza financiera, el mayor costo de los créditos al consumo y los precios más elevados de bienes importados, especialmente de productos básicos. Todos estos desafíos conducirán a un crecimiento mucho más débil del esperado en los RGM en el 2014”.