El cuidado de la salud, por lo general, es protagonista en los propósitos de año nuevo. Comer mejor, es uno de los indispensables en esa tradicional lista, que por cierto, según las estadísticas suelen funcionar.

Un estudio de la Universidad de Stanford*, reveló que “la capacidad de cada ser humano para reflexionar, sobre su propio proceso de aprendizaje y conocimiento, enumerar objetivos y crear estrategias para alcanzarlos, tiene efectos muy positivos en los resultados que se obtienen”.

Ahora bien, dentro de dicha estrategia es primordial evaluar los obstáculos que impiden la consecución de sus fines. Para el caso de comer mejor, el más común es el tiempo para cocinar, pues al consumir alimentos que no son preparados en casa, por lo general se incrementa la adopción de malos hábitos alimenticios.

De hecho, “los jóvenes colombianos se exceden en el consumo de comida de paquete y prefieren las gaseosas y bebidas azucaradas, en lugar de las frutas y las verduras”, así lo concluyó dos encuestas nacionales elaboradas por Universidad del Valle en el 2019**. Y es que, al consumir lo primero o más práctico que encuentre, se tiene poca conciencia de cómo ha sido preparado y de qué le está dando a su organismo. Por lo que, alimentarse se convierte en una rutina inconsciente y automática.

Afortunadamente, la evolución de herramientas comunes de cocina como la olla, hacen más fácil que cumpla ese propósito de comer mejor este año, pues ha pasado de ser un simple Utensilio en barro (10 mil a.c.), metal (S. XV) o teflón (S.XX), a ser una multiolla rápida y de última tecnología. Entre las que más se destacan en el mercado, se encuentra la Multiolla Rápida de Oster®.

A continuación, 5 razones de por qué no debe faltar en tu cocina esta innovación tecnológica:

1. Prácticamente puede cocinar sola: Solo debe agregar los alimentos y programar cómo y qué desea cocinar. Además, con su capacidad para mantener la comida caliente hasta por 4 horas, puede tener su comida recién preparada cuando llegue a casa, con solo programarla desde la mañana.

2. Le permite preparar cualquier tipo de alimento: Tiene 12 funciones en total: 8 pre-seteadas y 4 modos manuales (lenta, presión, vapor, sofrito/salteado) que permiten programar el tiempo para la preparación de cualquier alimento (carnes y estofados, multigranos, arroz y risotto, sopas, postres y hasta yogur).

3. Ahorra energía: Una hora de uso de la Multi-Olla Rápida consume menos energía en comparación a la que usa un microondas durante 10 minutos.

4. Optimiza su tiempo: Logrará sus preparaciones un 70% más rápido, en comparación con la cocina tradicional.

5. Es muy fácil de usar: Su uso es muy intuitivo ya que todo se encuentra a la posibilidad del toque de un botón. El menú de la Multiolla es una guía práctica de entender y manejar.