Como resultado de la visita de la misión de Skane, Suecia a Colombia, los delegados de este país lograron acuerdos fundamentales con la  RAP-E Región Central para mejorar la economía del campo en el centro del país.

 Los acuerdos están dirigidos a la integración de Especialización Inteligente para el Plan de Abastecimiento Alimentario que viene formulando la RAP-E; proyectos de economía circular en la cadena de abastecimiento de alimentos y mayores garantías para los productores en el proceso de la comercialización de sus productos.

 Durante una semana las delegaciones de Suecia y la RAP-E Región Central de Colombia sostuvieron varios encuentros con productores, gremios, empresarios, academia y autoridades locales y recorrieron sus fincas, plantas de producción y obras estratégicas dispuestas en el centro del país para la oferta agroalimentaria como el Centro Agroindustrial de Villa Pinzón, Cundinamarca;  el Parque Agroalimentario de Tunja, la Central de Beneficio y la Planta de Transformación de Cacao de San Pablo de Borbur en Boyacá, y Distrito Chocolate en Bogotá, entre otros.

 “Hemos llegado a unos acuerdos muy importantes en el marco de la Cooperación, entre ellos el fortalecimiento a la formulación del Plan de Abastecimiento  Alimentario con iniciativas que integran la innovación y la tecnología, experticia del país nórdico. De ahí vendrán proyectos muy importantes como la asistencia técnica a papicultores y alternativas sostenibles para el diseño de empaques; entre otros. Esperamos que un año estemos entregando productos concretos para nuestros departamentos y la capital”, anunció Fernando Flórez, Gerente de la RAP-E.

 El primer acuerdo logrado entre las delegaciones de Colombia y Suecia corresponde a la Implementación del Plan de Abastecimiento Alimentario con Open Innovation Arenas. (Especialización inteligente), de tal manera que la experiencia y avances en materia de innovación de Suecia sea incluida este Plan que viene formulando la RAP-E y se logre aumentar el valor agregado de los productos que se están cultivando en el centro del país.

 “Queremos transferir conocimiento y conectarlos con la academia. Muchas organizaciones suecas trabajan en torno a la investigación y al desarrollo de productos más competitivos y que acercan a todos los actores de la cadena de abastecimiento. Podremos transferir conocimiento para la Región Central y trabajar en áreas de especialización inteligente a través de capacitaciones en los dos países”, explicó Mirka Fahlander, una de las integrantes de la misión.