Las nuevas tecnologías están transformando la logística de las empresas, marcadas por las dinámicas cambiantes del mercado, la transformación en el perfil y en el comportamiento de los consumidores.

La denominada logística de última milla es un término que poco a poco ha cobrado relevancia en el lenguaje empresarial, aunque no se trata de algo nuevo, si es una variable que está marcando la diferencia a la hora de la decisión del comprador final: los tiempos de entrega.

“En la actualidad, la toma de decisión sobre la compra de un producto está ligada a variables muy distintas a las que teníamos hace unos años. No basta con tener un buen producto, una marca reconocida o una inversión millonaria en publicidad. Si no se cuenta con una cadena apropiada de distribución y un sistema tecnológico que permita reducir los tiempos de entrega, los clientes se decidirán por algún competidor, aseguró Santiago Pineda, CEO de Mensajeros Urbanos.

Estas son las cinco claves que permitirán mejorar la logística y distribución de productos de su empresa en 2020:

  1. Mejorar el picking: Este término hace referencia al campo de la logística destinado al alistamiento de los productos para el envío. En la medida en que se pueda automatizar este proceso por medio de soluciones tecnológicas, se podrán optimizar los recursos del empacado, clasificación de los envíos y ajuste de los tiempos de salida.
  2. Comunicación con el cliente: Las redes sociales y los mensajes de texto pueden ser un excelente aliado para su negocio. Los consumidores concentran gran parte de su comunicación a través de aplicaciones como Facebook, Messenger, WhatsApp, Telegram e Intercom
  3. Sostenibilidad: El uso de insumos más sostenibles a lo largo de toda la cadena de producción, también se extiende a la cadena distribución y entrega, especialmente en el embalaje y empacado, donde manejar materiales biodegradables y de fácil manipulación.
  4. Gestión inteligente de datos: Las tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Big Data, el aprendizaje automático y la gestión de datos tiende a convertirse en un factor determinante para la toma de decisiones en las empresas.
  5. Nuevas tecnologías para la última milla: Factores como el cambio en las dinámicas del tráfico terrestre, la identificación de rutas alternativas, la optimización de los espacios de carga en los vehículos de entrega y el mejoramiento en la distribución de los envíos, son variables que las nuevas tecnologías ya están en disposición de solucionar.