Por: Douglas Wallace, Gerente General de América Latina y El Caribe (excepto Brasil) en Pure Storage

A medida que las empresas se enfocan en el desarrollo de vehículos completamente autónomos; el procesamiento y análisis de datos y la telemática marcarán la diferencia entre la victoria y la derrota.

En los últimos tres años, docenas de compañías han recaudado más de 10 mil millones de euros para aprovechar esta nueva oportunidad. El auge de la inteligencia artificial (IA) y el 5G cambian el juego en este espacio, haciendo que la carrera sea aún más interesante. Si estás buscando ganar oro, la implementación de una arquitectura centrada en datos te llevará primero a la meta.

Datos: el combustible que alimenta el motor de IA
Con los avances en infraestructura de inteligencia artificial y aprendizaje automático (ML, por sus siglas en inglés), la cantidad de datos que pueden procesarse instantáneamente aumenta exponencialmente. A medida que la telemática monitorea el vehículo como un todo, el uso de IA y ML aumentará la precisión de los conocimientos extraídos de los datos que se producen y analizan.

Ya hemos visto algunos grandes avances en telemática, de compañías de seguros de automóviles que pueden producir cotizaciones basadas en cómo alguien conduce, o reducir accidentes al destacar los puntos ciegos a los conductores con anticipación. Con IA y ML, las aplicaciones de telemática aumentarán.

Los datos recopilados se pueden compartir y analizar mucho más rápido con un sistema de gestión central. Esto significa que los científicos de datos pueden procesar la cantidad de datos necesarios para garantizar la seguridad, sin comprometer el tiempo de comercialización y los ciclos de desarrollo. La tecnología que permitirá vehículos totalmente autónomos todavía está evolucionando, pero no hay duda de que la IA y el ML desempeñarán un papel vital.