El país se prepara para dar un gran paso hacia la implementación de la nueva estrategia que da cumplimiento al Decreto Anti trámites, a través de la actualización de la cédula de ciudadanía que tendrá un chip digital en el que podrá incluirse la historia clínica y otros datos biográficos de la persona, esta podrá ser descargada en el celular y tendrá validez ante las autoridades.

Es decir que, usted tendrá la cédula física con chip y una cédula digital que podrá ser presentada a través de una aplicación móvil.

Felipe Gómez, Director de Data Center, Cloud y Seguridad de CenturyLink para la región Andina, asegura que se deben tomar un conjunto de medidas preventivas y reactivas en las organizaciones y sistemas tecnológicos que permitan resguardar y proteger la información “buscando mantener la confidencialidad, disponibilidad e integridad de los datos”, puntualiza Gómez.

“Estos tres factores son vulnerables a los ataques informáticos, por lo que es muy importante desarrollar estrategias y marcos de gestión de la seguridad apropiados para reducir este riesgo, es decir, no solamente en temas tecnológicos, sino de educación de los riesgos para las empresas y las personas” complemento Gómez.

Ahora bien, la nueva cédula digital deberá contar con uno o varios temas de “autenticación” para poder demostrar su identidad o el conocimiento de algún dato secreto almacenado en la tarjeta. La correcta realización de cada uno de estos procesos será requerida para el acceso a la información.

Los métodos de autenticación podrían ser:
1. Autenticación de usuario (PIN)
La cedula podrá soportar verificación de usuario (CHV- Card Holder verification). Esta operación es realizada comprobando el código facilitado por la entidad externa a través del correspondiente comando.
2. Autenticación de usuarios mediante datos biométricos
La cédula permitiría realizar una identificación biométrica (huella) del titular de la misma. Esta función sólo podría estar disponible en puntos de acceso controlados.