Los errores de medicación y sus consecuencias negativas son un problema de salud pública que se puede evitar. Según la FDA (Food and Drugs Administration), solo en Estados Unidos causan la muerte de 1 persona al día y afectan la vida de 1,3 millones más al año.

Gracias a los avances por parte de la industria farmacéutica en seguridad del paciente y el suministro adecuado de medicamentos, unido a la lectura cuidadosa de las etiquetas y el doble chequeo antes de ser administrado el medicamento, son medidas efectivas que mejoran este panorama, reduce riesgos y salva vidas.

Teniendo en cuenta que los envases, rótulos, etiquetas y empaques hacen parte integral del medicamento, existen dos factores que generan errores de medicación (EM):
• Factores físicos: se deben a los sucesos que emergen por el trabajo en un entorno de enorme presión y sobrecarga laboral por exceso de pacientes asignados como: el cansancio del personal, trabajo con luz escasa o ruidos excesivos, e interrupciones frecuentes.
• Factores cognoscitivos: se deben a las confusiones que surgen con respecto al empaque y etiquetado de los fármacos suministrados, tales como: la apariencia similar entre los diferentes productos, información no legible o incomprensible y nombres similares entre los fármacos, ya que 1 de cada 3 errores en la medicación se debe a problemas relacionados con la información regular de los medicamentos.iii

“Es fundamental leer cuidadosamente las etiquetas, la aplicación correcta de administración, los protocolos por parte de las reguladoras de salud y las revisiones necesarias son medidas efectivas que pueden salvar vidas” afirmó Luz Adriana Aristizábal, Directora Médica de Vitalis.

Con el objetivo de reducir en un 50% los daños graves y prevenibles asociados con el suministro de medicamentos, la OMS ha decidido lanzar la campaña #MedicaciónSinDaños iniciativa mundial que fomenta el seguimiento de estándares para verificar la calidad del etiquetado de estos, a fin de evitar falsificaciones y confusiones al suministrar el productoiv. Para apoyar este tipo de programas, Vitalis, en representación de la industria farmacéutica, ha innovado sus procesos para proporcionar seguridad estética en las etiquetas y envases con el fin de reducir riesgos y eventos adversos.

Vitalis, la innovación en el etiquetado y empaque de medicamentos

Como farmacéutica transnacional colombiana y líder en el sector de medicamentos inyectables, viene apoyando desde hace dos años la iniciativa #MedicaciónSinDaños a través de su Centro de Excelencia en Farmacovigilancia, donde promueve la innovación y seguridad de los fármacos con mejoras en el diseño y apariencia del etiquetado de ampollas, frascos viales y sus respectivos empaques (cajas). De esta manera favorece el suministro seguro de medicamentos en las farmacias, clínicas y hospitales del país.

“La claridad de la información de la etiqueta facilita el ejercicio tanto los profesionales de la salud como los consumidores, al suministrar y obtener un contenido médico de manera adecuada y protegida, cada día las farmacéuticas y reguladoras de salud nos comprometemos para que los pacientes tengan un producto seguro, con altos estándares de calidad y con menos riesgos” menciona Luz Adriana Aristizábal, Directora Médica de Vitalis.