Tras el robo de algunos equipos tecnológicos del Sistema de Alerta Temprana de Mocoa al inicio de esta semana, se activó el plan de contingencia respectivo para dejar al municipio con la seguridad necesaria ante las lluvias.

Frente a estas circunstancias , el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de la capital de Mocoa en cabeza del alcalde José Antonio Castro y de la Oficina de Gobierno Nacional,  desarrollaron un Puesto de Mando Unificado con el fin de evaluar lo ocurrido con los equipos del SAT, fortalecer el monitoreo  de los ríos con vigías y avance en la investigación.

Al cierre del PMU,  se determinó que mientras se adelantan las investigaciones que permitan individualizar a los causantes de la afectación del SAT, se gestionan recursos para reponer lo hurtado y se informa que de la manera más pronta se instalarán nuevos equipos para habilitar el monitoreo de los ríos con sus respectivos sensores.

Así mismo, los equipos donde se instalará la nueva estación del SAT, contarán con nuevas medidas de seguridad para evitar que se vuelva a presentar un hecho delincuencial que pueda dejar sin servicio los sensores de los ríos de Mocoa.

Mientras se adelanta la reposición de los equipos, se fortalecerá  el monitoreo de todos los ríos con más personal vigía, que actúan como verificadores y hacen monitoreo las 24 horas de los afluentes hídricos.

Los organismos y entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, estarán atentos a cualquier novedad que pueda ocurrir con los ríos en esta temporada de lluvias.

En el PMU se ratificó que lo hurtado en el SAT-Mocoa, apoyado por la UNGRD, corresponde a una parte del componente tecnológico de todo el Sistema de Alertas Tempranas y NO como ha circulado en noticias falsas en la que aseguran “que el SAT se encuentra descuidado”. Los gobiernos local, departamental y nacional, están comprometidos con la implementación de medidas que mitiguen el riesgo en las comunidades más vulnerables de esta zona del territorio nacional.