Cuarenta voluntarios de la multinacional alemana Henkel participaran este 12 de diciembre en una jornada de voluntariado en la Vereda Chacua, en Sibaté, beneficiando a 4.000 habitantes con la recuperación de la cancha deportiva de la zona.

Cuarenta  voluntarios entre empleados de la multinacional alemana Henkel, la fundación Catalina Muñoz y miembros de la comunidad, terminarán una obra que empezó hace más de un mes con la reconstrucción de la cancha deportiva de la vereda Chacua en Sibaté, beneficiando a más de 4.000 habitantes de toda la zona.

Esta iniciativa es liderada por Ceresit, marca líder global de construcción de Henkel, en el marco de su programa global de responsabilidad social Welcome Home, el cual tiene como misión construir, renovar o mejorar espacios para comunidades en estado de vulnerabilidad o necesidad en todo el mundo.

“Gracias al apoyo de nuestra casa matriz y la comunidad de Sibaté, podemos poner nuestro capital y portafolio de servicios en pro de instituciones académicas, familias y niños necesitados. Le daremos a la vereda de Chacua un espacio seguro y sano”, afirma Carlos Abril, gerente del negocio de Adhesivos de Construcción y Consumo para Colombia y la Región Andina de Henkel.

La jornada tendrá inicio sobre las 8:00 de la mañana en la cancha Chacua donde se desarrollará una agenda de calentamiento, marcación del terreno, pintura, secado, limpieza y para el cierre se realizará una celebración donde los empleados de la compañía entregarán más de 100 obsequios navideños a los niños de la Fundación Suburbanos de Sibaté. Los asistentes podrán disfrutar de competencias recreativas de Stun y música navideña, así como de la participación del grupo de baile de adultos mayores

“Mis vecinos y yo estamos a la expectativa de ver cómo queda el parque. Ya queremos, después de 11 años, volver a disfrutar de este espacio en familia” Bárbara García, líder de la comunidad.