Con un mercado de más de 8’000.000 de personas y respaldada por una economía sólida y diversificada, Bogotá se convierte en una ciudad clave en Latinoamérica para el desarrollo de negocios.

Doing Business 2018, reconoce a Bogotá como la cuarta ciudad con mejor entorno para los negocios en Latinoamérica. En los últimos años en la capital colombiana se han implementado reformas para hacer más eficiente el clima inversionista, lo que se ha visto reflejado en su crecimiento económico, que es superior al alcanzado por la región.

Por otro lado, Invest in Bogotá resalta la estabilidad de precios de la capital. “Esta cuenta con uno de los menores niveles de inflación entre las ciudades más importantes de la región. La inflación actual de la ciudad se ubica por debajo de urbes como Rio de Janeiro, Sao Paulo y Buenos Aires”.

Según el Instituto de Turismo de Bogotá, en comparación con Buenos Aires, ciudad que ocupó el primer puesto en “número  de eventos”, con 131, Bogotá la aventajó en número de participantes con 52.868, en 57 eventos, superándola en  2.231 asistentes.

De acuerdo con Lilian Conde, jefe de proyecto Corferias, la feria será el escenario ideal para concretar negocios y entrar en contacto con visitantes profesionales que podrán ver alternativas para mejorar la productividad de sus compañías, lo que continuará impactando en la economía del país y la capital.

Por su parte, Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara Fedemetal de la ANDI, afirma que el desarrollo de la industria en el mundo se ha transformado, ya que el mercado industrial ofrece diferentes alternativas de conseguir lo que se requiere a la medida de la industria y compañía.

“La industria ha evolucionado, por ello, en el escenario más importante y el cual es el termómetro del sector, como es la Feria Internacional Industrial de Bogotá, FIB, encontraremos una nueva ola y una creciente forma de conseguir lo que se requiere para toda la industria manufacturera de Colombia”.

De igual manera, Daniel Mitchell, presidente ejecutivo de Acoplásticos, asegura que este sector es uno de los indicadores del comportamiento de la economía en Colombia y, por ello, estarán presentes en la FIB. “Este es un sector intermedio que al proveer a varias actividades económicas indica cómo le va a la economía del país. En la medida en que la confianza del consumidor aumenta, estas actividades se estimulan.”