Alpina impulsa la economía circular mediante su nueva máquina recicladora. En su compromiso con el cuidado del medio ambiente, la compañía instaló en la Cabaña de Sopó una máquina que ayudará al reciclajede las botellas plásticasde Alpina.

Según Efecto Rebote, organización ambiental comprometida con el reciclaje en el país, 1 millón de toneladas de plástico se generan en Colombia anualmente, pero tan solo el 7% es reciclado. Esto debido principalmente al desconocimiento de las personas al momento de reciclar el plástico que utilizan.

Por este motivo, y buscando impulsar la economía circular, Alpina instaló una máquina equipada con tecnología italiana de la mano de la compañía Machbio, que le permite recolectar y compactar plástico en la Cabaña de Sopó.

Allí se podrán depositar las botellas plásticas que utilicen los colaboradores y clientes para garantizar la correcta manipulación de este material después de utilizarlo.

“Con la instalación de esta máquina seguimos aportando al manejo responsable de nuestros residuos. Con ella logramos compactar el 60% del volumen de la botella, con lo cual esperamos recolectar más de 6,000 botellas al mes en este punto.

De igual manera, afianzamos la relación con nuestras comunidades cercanas, trabajando con los recicladores de la región para contribuir al sustento de sus familias y fortalecer este oficio que es de gran valor para todos”afirmó Cristina De La Vega, Directora Ejecutiva de Alpina.

Con esta máquina, además de educara las personas sobre la importancia de reciclar, se apoya el trabajo de los recicladores de la región al entregarles semanalmente el plástico recogido para que pueda ingresar a la cadenade reciclaje.

Así mismo, las tapas recogidas son entregadas al programa Tapas para Sanar apoyando así los programas dirigidos a niños, niñas y adolescentes con cáncer de la Fundación Sanar.

Otros beneficios que se generan al contar con este tipo de herramientas son: 1.Reducir las emisiones de gases efecto invernadero que se generarían al producir una botella completamente nueva. 2. Aumentar el volumen de plástico reciclado, logrando que este no llegue a rellenos, ríos o mares.