Con el objetivo de enfrentar desde lo técnico y logístico la ola invernal que se viene presentando en Bogotá y Cundinamarca, Enel-Codensa ha puesto en marcha su Plan de Contingencias para atender las incidencias o fallas en el servicio de energía durante esta temporada, ocasionadas por la caída de árboles o ramas, aumento de descargas atmosféricas, subestaciones inundadas o fuertes vientos.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), ya ha comenzado la primera temporada de lluvia en el centro de país e irá hasta mediados de junio, siendo abril y mayo los meses más lluviosos.

El plan implementado por la Compañía ha incluido triplicar la cantidad de grupos de trabajo y personal calificado para la atención de fallas en Bogotá y Cundinamarca. Hoy son más de 1.550 las personas, entre técnicos e ingenieros, que atienden la operación de Enel-Codensa, las 24 horas del día y los siete días de la semana. Estas personas ya han atendido cerca de 1.150 eventos en redes de media tensión y más 4.000 interrupciones en redes de baja tensión, causadas por fenómenos naturales.

PLAN LOGÍSTICO Y TÉCNICO

Enel-Codensa ha reorganizado y adaptado su operación logística, tanto en el aspecto preventivo como correctivo.

Desde la prevención, la Compañía viene adelantando un plan de actividades forestales, tales como la poda de ramas, en el que hasta el momento, se han intervenido 28.700 árboles que estaban cercanos a las redes eléctricas.

Por su parte, en lo técnico, se ha realizado la intervención de 391 circuitos tanto con planes de mantenimiento, como con la renovación y cambio del tipo de red, postería y equipos.

RECOMENDACIONES PARA TENER EN CUENTA

Como parte de este Plan de Contingencia, Enel-Codensa realiza a sus clientes las siguientes recomendaciones y consejos, para que muchas de estas fallas que se presentan por las lluvias, puedan ser evitadas con actuaciones simples:

  • Mantenga limpios los desagües donde se encuentran las subestaciones locales y asegúrese que siempre estén libres de obstáculos.
  • Alerte a la Compañía si ve árboles o ramas demasiado cerca a la red, o en peligro de caerse.
  • Identifique los tacos generales que controlan toda la casa. Bájelos cuando vea riesgo de inundación o si un aparato eléctrico empieza a emitir humo, chispas o zumbidos. Absténgase de usarlo, manipularlo o desenchufarlo sin bajar previamente los tacos.
  • Si habita en un conjunto residencial, identifique los tableros eléctricos generales y coordine con la administración su manipulación.
  • No realice podas de árboles atravesados por líneas eléctricas.
  • Absténgase de tocar cables que se hayan caído por causa de tormentas, vendavales, caídas de postes o árboles, aun cuando estén interviniendo con vías o con su propia vivienda.