Kenzo Jeans, empresa colombiana manofacturera, rediseñó de manera radical su sistema de telecomunicaciones, integrando una moderna solución de Central virtual telefónica de la compañía Net2Phone, uno de los líderes globales en telefonía IP, donde se combinan funciones de administración y operatividad que representan grandes avances en actualización, productividad y recursos.

Teniendo en cuenta las exigencias del mercado nacional y la innovación tecnológica, se identificó la necesidad de migrar de la telefonía análoga tradicional hacía la telefonía en la nube, ya que era un desafío para la compañía mantener una buena comunicación interna que garantizará los procesos y la calidad del servicio a nivel nacional. Para el ingeniero John Vergel, jefe de sistemas de Kenzo Jeans, el contacto entre las áreas administrativas y comerciales debe ser constante para controlar el buen funcionamiento de las operaciones en la empresa.

Con la implementación del proyecto se logró mejorar en un 70% la operatividad, ya que al facilitar los accesos del equipo interno con la cantidad de extensiones necesarias habilitadas y haciendo uso de teléfonos actualizados, se aseguraron las llamadas directas entre puntos de ventas y áreas administrativas.

En cuanto al cliente final y proveedores, el contacto mejoró en un 45%, se redujo la cantidad de llamadas perdidas y con la opción de identificador generaba un mayor control y registro para hacer efectiva cualquier oportunidad de negocio.

“Para nosotros ha sido muy positiva la implementación de la telefonía IP. Ha vinculado satisfactoriamente las áreas administrativas con las tiendas y representa un avance tecnológico importante en términos de comunicación, precios, tiempo e información”, aseguró John Vergel.

El proyecto contó con la instalación de un total de 116 teléfonos correspondientes cada uno a una extensión. Primero, se hizo una instalación de cableado estructurado que soportaría el uso de esta herramienta, luego empezó el proceso de pruebas, implementación, aprovisionamiento de equipos y distribución interna en tiendas. El desarrollo para el funcionamiento total de la telefonía IP tardó aproximadamente 2 meses.