En lo que respecta a las decisiones de política monetaria que tome el Banco Central, BBVA Research prevé que en el actual contexto, el Emisor mantendría quietas sus tasas, en 4,25%.

“Tiene factores que presionan al alza (inflación, depreciación y balance externo) y factores que presionan a la baja (desempleo, brecha de producto negativa).  Estos último factores se moderarán paulatinamente en 2020 y comienzos de 2021, con lo que esperamos un incremento en tasas de 25 puntos básicos en el primer trimestre de 2021”, añadió la economista jefe de BBVA en Colombia, Juana Téllez.

Metas fiscales se cumplirán en el corto plazo

La entidad considera que el objetivo fiscal para 2020 se alcanzaría por cuenta de algunos ingresos extraordinarios de capital que no se repetirían en adelante.

“Para 2021 lograr el objetivo fiscal presenta mayores retos, ya que es más exigente, situándose en 1,8% del PIB la meta por la regla fiscal. Y por otra parte, el incremento en ingresos y la reducción en gastos son limitados dados los ajustes que se incluyeron en la recientemente aprobada Ley de Crecimiento (reforma fiscal), lo cual haría necesaria una estrategia de mejora de ingresos o reducción de gastos (preferiblemente de carácter estructural), en ambos casos con importantes retos por el momento político y social vigente”, puntualizó Téllez.

De otro lado, el elevado déficit en cuenta corriente y su financiación es un reto importante para la economía colombiana en 2020 y 2021.  De acuerdo con estimaciones de la entidad, el déficit se moderará a 4,2% en 2020 y 3,9% en 2021, sin embargo, seguiría siendo el más elevado de los principales países de la región.