El alarmante aumento de la radiación ultravioleta que viene experimentando el país como consecuencia de los cielos despejados y los bajos valores de ozono ha empezado a alarmar a los colombianos y ha suscitado la necesidad de priorizar el cuidado de su salud. Desde 2007, la radiación se incrementó a tal punto que para este año se ha calificado como “extremadamente alta”.

Según el estudio de hogares de Kantar World Panel en 2019, a pesar de lo alarmante que pueden ser las enfermedades causadas por la radiación, solo el 15% de los hogares en Colombia compran productos de protección solar, es decir, que, de cada 10 hogares, sólo el 1.5 se protege del sol. En cuanto al consumo por zonas geográficas, la Región Central -que incluyen Bogotá y Boyacá- es la que más accede al producto, mientras que la región costera es la que menos llega a adquirirlos.

Asimismo, un estudio de Euromonitor revela que los usuarios están enfocados en buscar efectividad, seguridad, estética superior y protección duradera en el momento comprar productos para cuidarse del sol, así como multifuncionales con fórmulas más consistentes.

Con el tiempo, la piel comienza a evidenciar las afecciones de los cambios climáticos con repercusiones en la salud y en la piel como el cáncer. La industria, por su parte, no ha sido ajena a esta tendencia, fabricando cada vez más productos que no sólo protegen la piel del sol, sino que, a su vez, hidratan y dan color a la piel.
A pesar de la conciencia que se ha comenzado a tener, la falta de claridad sobre las diferencias en la tipología de la radiación se convierte en un factor para no protegerse de manera adecuada. Productos como el protector solar hacen parte de las necesidades imperantes de los consumidores, quienes empiezan a introducir su uso dentro de las rutinas diarias.

La exposición a la radiación no solo es relativa a los días soleados, en días nublados puede ser perjudicial, incluso en lugares cerrados en donde materiales como el vidrio, acentúan los rayos del sol ocasionando lesiones en la piel. Igualmente, la exposición recurrente a luces como las del celular, las pantallas LED y fuentes de luz artificial, pueden afectar la piel.

Con todo esto, compañías como Yanbal ha creado Total Block, una línea de protectores solares pensada en todo tipo de piel que cuenta con:

– Una textura ligera para una distribución homogénea,
– Tecnología UV-MAX, una combinación de filtros minerales y orgánicos para prolongar la protección por más tiempo
– Vitamina E, un antioxidante que reparar los daños celulares, refuerza la acción antienvejecimiento y ayuda a mantener la elasticidad e hidratación de la piel
– Además, es revisada y aprobada por la Skin Cáncer Foundation.

Las tendencias en cuidado corporal continúan innovando para adaptarse de manera funcional a las necesidades de los usuarios, es importante combatir el desconocimiento sobre los efectos perjudiciales a corto y largo plazo de la radiación solar. Por tanto, desarrollar el hábito de usar protector solar puede llegar a prevenir enfermedades graves como el cáncer de piel.