Los empresarios de transporte intermunicipal de pasajeros hicieron un llamado al Gobierno Nacional solicitando medidas de salvamento al sector que se ha visto fuertemente afectado por la crítica situación que se presenta en la vía Bogotá – Villavicencio, donde continúan bloqueadas cientos de personas.

De acuerdo con los empresarios de transporte intermunicipal de pasajeros, se han dejado de movilizar diariamente cerca de 12 mil usuarios durante el último mes, en el que se vienen realizando cierres intermitentes en la vía. Los empresarios estiman que la disminución en la demanda de pasajeros ha sido del 60%.

“Cada día de cierre en la vía representa pérdidas millonarias para el sector. Las empresas que cubren la ruta Bogotá – Villavicencio arrojan pérdidas diarias por más de $300 millones de pesos en venta de tiquetes. Entre mayo y lo que va corrido de junio las pérdidas superan los 6 mil millones de pesos”, aseguró José Yesid Rodríguez, Presidente de ADITT.

La tensión para los empresarios aumenta, ya que de no darse pronta solución, los transportadores se ven obligados a usar vías alternas que no solo aumenta las distancias y en consecuencia los costos en los tiquetes, sino que se pone en riesgo la seguridad de los pasajeros por el mal estado de estas vías.

“En el caso de la vía alterna Sisga – Guateque – San Luis – Villanueva que se encuentra en regular estado, el tiempo de viaje aumenta 7 horas, lo que duplica el costo de los tiquetes. La vía Sogamoso – Pajarito – Aguazul que aunque se encuentra en buen estado, el tiempo de viaje aumenta en 12 horas y se triplica el valor del tiquete.  Es una situación crítica que se vive en este momento, dado que afecta la productividad de los transportadores y la movilización de miles de pasajeros que deben hacer uso de este importante corredor vial”, puntualizó Rodríguez.

Los empresarios de transporte intermunicipal de pasajeros hicieron un llamado al Gobierno Nacional solicitando medidas de salvamento al sector que se ha visto fuertemente afectado por la crítica situación que se presenta en la vía Bogotá – Villavicencio, donde continúan bloqueadas cientos de personas.

De acuerdo con los empresarios de transporte intermunicipal de pasajeros, se han dejado de movilizar diariamente cerca de 12 mil usuarios durante el último mes, en el que se vienen realizando cierres intermitentes en la vía. Los empresarios estiman que la disminución en la demanda de pasajeros ha sido del 60%.

“Cada día de cierre en la vía representa pérdidas millonarias para el sector. Las empresas que cubren la ruta Bogotá – Villavicencio arrojan pérdidas diarias por más de $300 millones de pesos en venta de tiquetes. Entre mayo y lo que va corrido de junio las pérdidas superan los 6 mil millones de pesos”, aseguró José Yesid Rodríguez, Presidente de ADITT.