Luego de conocerse las medidas adoptadas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) de suspender el servicio de Uber, los empresarios de transporte intermunicipal de pasajeros, respaldaron el fallo producido que retira del mercado, este servicio que genera informalidad.

“Estas medidas de control y sanción son necesarias para poner fin al transporte ilegal que tanto perjudica a los empresarios y que va en detrimento de los usuarios que no tienen un servicio en condiciones de seguridad”, aseguró José Yesid Rodríguez presidente de la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal – ADITT.

De otra parte, los empresarios manifestaron su preocupación por la decisión del Gobierno Nacional frente al desmonte gradual de la Policía de Tránsito dentro de la Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana, ya que ésta hace parte fundamental en el control estricto de lucha contra la ilegalidad e informalidad en el transporte.

“Pretender acabar con la policía de tránsito es dejar un gran vacío sobre las funciones de control y vigilancia en las carreteras del país. La obligación del Estado es cubrir las carreteras y las vías nacionales y departamentales, por lo que no hay claridad sobre esta vigilancia que realiza la Policía de Tránsito y que es fundamental en la lucha contra la ilegalidad y la informalidad. El Gobierno no ha dado información precisa sobre el control en las vías, lo que podría incrementar la accidentalidad. Por ejemplo, las prácticas ilegales de transporte que se realizan en algunas vías del país y en las afueras de los terminales, requieren el control y la presencia de la policía de Tránsito”, puntualizó José Yesid Rodríguez.

Finalmente, los empresarios anunciaron la disponibilidad de la flota de vehículos para atender la demanda de más de un millón de pasajeros durante las festividades de Navidad y Año Nuevo. “Hemos dispuesto toda nuestra flota de vehículos para que los usuarios puedan movilizarse a sus destinos de forma segura y tranquila”, aseguró el dirigente gremial, al invitar a los pasajeros a dirigirse a las terminales de transporte para comprar sus tiquetes con suficiente tiempo de antelación.