Según la Fundación Internacional Osteoporosis (IOF) aproximadamente 200 millones de personas en el mundo sufren una fractura, lo que quiere decir que ocurre una cada tres segundos, con mayor de que esté asociada a osteoporosis en personas mayores de 50 años.de Una fractura, ya sea completa o incompleta, produce dolor intenso y según la gravedad de la lesión puede necesitar cirugía para restaurar la estructura ósea y la función articular y la de la extremidad.

Generalmente las fracturas ocurren tras sufrir caídas, traumas directos menores, lesiones deportivas o accidentes automovilísticos, pero también pueden ocurrir como pérdida de masa ósea y debilitamiento de los huesos, los cuales se pueden fracturar por traumas estrés o por lesiones de muy baja energía.

De esta forma es fundamental realizar actividad física frecuente y llevar una alimentación equilibrada para mantener los huesos y los músculos sanos y fuertes, para evitar esas fracturas asociadas a la osteoporosis.
‘Las fracturas óseas son muy comunes en cualquier edad. Si bien son derivadas por traumatismos graves, accidentes, golpes directos, maltrato, sobrecarga de peso o caídas, muchas pueden pasar desapercibido por ausencias de distintos síntomas o por escaso dolor por lo cual no se tratan de manera correcta’, afirma Dr. Camilo Abril Aguilar, experto en patologías de alta complejidad, ortopedia y traumatología, de la Clínica Medical.

¿Cómo se detecta una fractura?

Usualmente uno de los primeros síntomas es el dolor intenso, pero aunque no siempre sea así, también se puede evidenciar un dolor leve, inflamación y limitación del movimiento articular, hasta en casos más graves con heridas de piel, sangrado, hematoma, hormigueo en área afectada y cambios de color en la piel.

Para detectar si existe una fractura es importante tener en cuenta:
1. ¿No está fracturado si puedes moverlo?
Aunque puede haber mucho dolor no siempre significa que esté roto, pero con una fractura a veces se puede mover la extremidad, por eso es fundamental el estudio de cualquier tipo de lesión.
2. El dolor es muy fuerte En muchas ocasiones la magnitud del dolor no se relaciona directamente con la
gravedad de la lesión.
3. Las personas mayores son más propensas a las fracturas A mayor edad y en especial en las mujeres, por cambios hormonales, luego de 60 años, pues se reduce el nivel de calcio generando mayor pérdida ósea y fragilidad.
4. ¿El hueso roto se fortalecerá? El hueso cicatriza en cuatro fases, en las cuales, siempre existirá hasta por un año mayor riesgo de una nueva lesión.
5. Una fractura en un dedo roto no es para tanto Así sea una lesión en la punta de un dedo debe ser revisada médicamente para realizar el tratamiento y evitar secuelas.