La Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) presentó el más reciente Informe de Tendencias de Inversión en Exploración y Producción (E&P) en Colombia 2019 y Perspectivas 2020, el cual consolida la información de 26 empresas que representan el 94% de la producción en Colombia y el 81% de la exploración.

De acuerdo con la publicación, para el 2020 la inversión en E&P se proyecta en USD 4.970 millones, es decir, un 23% superior a la registrada durante 2019.

Específicamente, la inversión en exploración estará entre USD 920 y 1.000 millones, 18% superior a la registrada en 2019. Las proyecciones indican que un poco más del 70% de estos recursos estarán destinados a inversiones en tierra firme y el restante a offshore.

Por otro lado, se estima que la inversión en producción en el 2020 estará alrededor de USD 4.050 millones, es decir 25% superior a la del 2019. El 53% de los recursos irán perforación de pozos de desarrollo, el 15% a recobro mejorado, el cual hoy aporta el 19% de la producción del país; y el restante se destinará a facilidades de producción y otros.

Para este año, se destaca también el aumento en las proyecciones de la inversión exploratoria en proyectos con potencial en gas, que será de USD 300 millones, un poco más de un tercio del presupuesto total; así como los recursos destinados para desarrollar la producción de gas natural (USD 340 millones), equivalente al 8% de la inversión total en producción.

“Para poder materializar estas proyecciones de inversiones importante que Colombia mantenga la estabilidad política, siga avanzando en aspectos contractuales y fiscales, trabaje en mejorar las condiciones de entorno y en la reducción de tiempos de trámites y costos de transporte. Esto nos permitirá ponernos al día frente a otros países que hoy nos están cogiendo la delantera, pues mientras en Colombia la inversión en E&P cayó en 2019, proyecciones internacionales estiman quien el resto del mundo creció aproximadamente el 4%”, expresó FranciscoJoséLloredaMera, presidente de la ACP.

Si bien la inversión en exploración y producción de petróleo y gas en Colombia disminuyó 7% frente al 2018 y se revirtió la tendencia de dos años consecutivos de crecimiento (2017-2018), las mayores eficiencias en las operaciones permitieron aumentar y sostener la producción en 2019.

Para 2020, la ACP estima que la producción promedio de crudo estará alrededor de 890 mil barriles por día (+1% vs. 2019) y la producción comercializada de gas en cerca de 1.090 millones de pies cúbicos.

Diarios (190 mil barriles equivalentes de petróleo).Por regiones, el 90% de la inversión en producción se ejecutará en las cuencas de los Llanos Orientales, el Valle Medio del Magdalena y Catuán –Putumayo.

“Las empresas están enfocando sus esfuerzos de inversión en sostener la producción en los niveles que tuvimos en 2019, evitando la declinación natural de los campos. Si no se realizaran estas inversiones, el informe nos indica que la producción de crudo caería a valores cercanos a los 730 mil barriles este año, de ahí la importancia de continuar impulsando el dinamismo del sector, superar los obstáculos internos y ser más competitivos frente al comportamiento y condiciones de la industria en el resto del mundo”, enfatizó Lloreda Mera.

Clima de inversión El Informe de Tendencias de Inversión en Exploración y Producción (E&P) en Colombia 2019 y Perspectivas 2020 consolida también la opinión de las compañías frente al clima de inversión del país, que para esta edición fue calificado entre aceptable y bueno.

La estabilidad política del país continúa siendo la mayor fortaleza para invertir en Colombia, más aún comparada con las situaciones de inestabilidad observadas en otros países de Latinoamérica. Sin embargo, los paros y protestas de finales del 2019 causan cierto nivel de incertidumbre.

La prospectividad geológica permanece como la segunda mayor fortaleza y se destaca también una mejora en la percepción de los temas contractuales.

Por otro lado, los aspectos ambientales, sociales y de seguridad, se mantienen como los mayores retos en superficie para atraer inversión.

De acuerdo con los resultados del informe, se destaca como prioridad continuar el trabajo conjunto entre el Gobierno, la industria y las comunidades para viabilizar las operaciones en las regiones, avanzar en modificaciones contractuales y asignación de áreas para incentivar nuevas inversiones, impulsar el crecimiento del mercado de gas, entre otros.